Reseña

"Fuera de mí" de Sharon M. Draper


Título original: Out of My Mind
Autor: Sharon M. Draper
Editorial: V&R
Páginas: 280

Sinopsis:

Melody es la más inteligente de toda la escuela... pero nadie lo sabe. Su memoria y capacidad son increíbles.
La mayoría de la gente-maestros y médicos incluidos- cree que es medio retardada, y asiste a un aula especial donde le repiten el abecedario una y otra vez.
Si pudiera contarles a todos lo que piensa y lo que sabe... Pero eso es imposible, porque Melody no puede hablar ni caminar ni escribir... ni casi nada.
Fuera de mí habla de una vida extraordinaria, plena de curiosidad y perseverancia. Una historia de superación que demuestra lo que somos capaces de hacer por el solo hecho de tener dignidad de ser humanos.

Reseña:
"Fuera de mí" cuenta la historia de una chica de 10 años que tiene cuadriplejia espástica, también conocida como parálisis cerebral. Limita su cuerpo pero no su mente.

"Cuando suena una canción, siento como si oyera colores y oliera imágenes"
Para Melody la música tiene colores. Ella es una persona que puede oír colores o visualizar sabores al escuchar música.

"-Mi pequeña Melody, tu vida no será fácil- decía en voz baja-. Si pudiéramos intercambiar nuestros lugares, yo lo haría sin dudarlo un segundo. Lo sabes, ¿verdad?
."-Ay, Melody, ojalá pudiera hacer algopara que no sufrieras-comentó en tono lastimero"
El amor de padre/madre e hija es lo más hermoso del mundo. Me encanta que tengan confianza que en su hija, ellos saben que es inteligente y darían lo que fuera por estar en el lugar de ella.

"-Señora Brooks-comenzó después de aclararse la garganta-, opino que Melody tiene un daño cerebral grave y es profundamente retardada."
Los médicos siempre decían que nunca podrá caminar sola ni proferir una frase. Hablaban de Melody delante de ella y trataban de que su madre tome la opción de ponerla en una residencia para que ella no sea una carga. Pero a ellos no les fue muy bien.

"-Melody tiene más inteligencia de la que usted nunca llegará a tener, ¡a pesar de todos esos títulos de sofisticadas universidades que tiene colgados por todas partes!"
4 palabras: AMO A ESTA MUJER. La defiende a muerte. Ella se atrevería a hacer cualquier cosa por su hija.


Para nosotros es muy fácil la vida porque no tenemos que luchar para que nos entiendan. Y es por eso que esta historia me hizo entender lo que sienten los chicos cuando no los entienden.
Odié a la mayoría de los personajes, y eso es bueno. No podía soportar que se burlaran de Melody. Ellos la trataban como retardada por su apariencia. Pero amé infinitamente a las poquitas personas que la defendían y sabían que ella era inteligente. Lo mejor es que hasta ella sola se defendía a veces y les hacía entender que ella era la más inteligente de toda la escuela.


"Melody es un homenaje a la lucha de todos los padres de niños discapacitados, a todos esos chicos incomprendidos y a todos los encargados del cuidado de estos niños en los diferentes momentos de sus vidas. Esta novela también está escrita para aquellos que miran hacia otro lado, que fingen no ver o que no saben qué decir cuando se encuentran con alguien que enfrenta la vida con diferencia evidentes. ¡Simplemente sonrían y digan hola!"
Sharon M.Draper

Palabras.
Estoy rodeada de miles de palabras. Tal vez, millones.
Catedral. Mayonesa. Naranja.
Mississippi. Napolitano. Hipopótamo.
Sedoso. Terrorífico. Iridiscente.
Cosquilleo. Estornudo. Deseo. Preocupación.
Las palabras siempre se arremolinan a mi alrededor como copos de nieve. Frágiles y distintas, se derretían intactas entre mis manos.
En lo más profundo de mi ser, las palabras se amontonan en montañas enormes formando frases, ideas conectadas entre sí, expresiones inteligentes, bromas y canciones de amor.
Desde muy pequeña-debía de tener unos pocos meses-, las palabras fueron para mí obsequios dulces y líquidos que yo bebía como si se tratara de limonada. Casi no podía saborearlas. Le daban sustancia al desorden en que se movían mis pensamientos y sentimientos. Mis padres siempre me rodearon de conversación: charlaban, murmuraban, verbalizaban y vocalizaban.
Papá me cantaba y mamá me susurraba su fuerza al oído.
Y yo absorbía y recordaba todas las palabras que ellos me decían cuando se dirigían a mí o hablaban acerca de mí. Una por una.
No tengo idea de cómo desentrañé el complicado proceso de la formación de las palabras y del pensamiento, pero ocurrió rápida y naturalmente. Para cuando tuve doce años, todos mis recuerdos poseían palabras y todas mis palabras tenían significado.
Pero solo dentro de mi cabeza.
Tengo casi once años y nunca pronuncié una sola palabra...


Calificación: